ASÍ NO PODEMOS SEGUIR

FELIZ CUMPLEAÑOS. 24 de junio de 2018, mañana rusa, madrigada argentina. Messi festeja su natalicio 31 y Sampaoli lo saluda con un beso. De lejos, no se ve una relación de cercanía entre ambos, aunque Messi está teniendo días de ausencia, aun en sitios en los que debe estar. La relación de Sampali con sus dirigidos principales está dañada, hay una especie de decepción mutua. El DT esperaba otra respuesta de sus dirigidos, los futbolistas creian que el equipo daria un salto de calidad que no da.

De las poquisimas cosas que están claras antes del partido con Nigeria, es que así no podemos seguir.

Los futbolistas que llegaron a las tres finales pertenecen a una camada brillante, la última camada brillante –hasta ahora– del futbol argentino. Ya se dijo aquí que Mascherano, Messi, Agüero, Di Maria, Higuaín, Biglia, Rojo y todos los que llegaron a las tres finales serán respetados. Llegar a finales de torneos internacionales no es para cualquiera y estos futbolistas –que llevan años y años jugando en la elite, a veces mejor a veces peor, pero siempre– no son cualquiera, son buenos. La interrupción del trabajo de juveniles que se hizo desde mediados de los 90 hasta aproximadamente 2007/08 provocó que los jugadores de las generaciones posteriores no tuvieran el vuelo necesario ni el paso correcto por las selecciones juveniles. En términos de selección, llegar a la Mayor sin Sub 17 y Sub 20 es como jugar en la Primera sin pasar por inferiores. Puede haber un caso que resulte (Beto Márcico, por ejemplo), pero no es lo común ni lo correcto. Y la Argentina no tiene un trabajo de Juveniles que permita el recambio como corresponde. Es por esto que cualquier entrenador volverá a llamarlos, si es que las condiciones están dadas.

“Renovación” y “recambio” no significan lo mismo, aunque se parezcan. Renovar es cambiar jugadores, sacar a unos y poner a otros, a secas. Si uno toma la lista de Brasil 2014 y la compara con la de Rusia 2018, encontrará que sólo hay 7 coincidencias: Messi, Mascherano, Rojo, Biglia, Agüero, Higuaín y Di Maria. Otamendi y Mercado se quedaron afuera en el último corte de Sabella, no fueron al Mundial. Willy Caballero jugó en Juveniles, pero fue a comienzos de los 2000. Hoy tiene 36 años. Franco Armani, a punto de debutar en el equipo, tiene 31. Ansaldi fue citado por Sampaoli para la anteúltima gira y por el Tata Martino en sus primeras convocatorias, antes de las Copas América de 2015 y 2016. Ansaldi tiene 32 años, uno menos que Pablo Zabaleta, que jugó como titular 35 de 38 partidos en la Premier League y que sabe de memoria lo que es ponerse la camiseta argentina. Zabaleta es uno de los estigmatizados del equipo de las tres finales. “Zabaleta debe estar paseando a los nietos”, dijo muy suelto de cuerpo un periodista de Radio La Red. “Jugó todo el año como doble 5, ya no juega mas de lateral”, le espetó otro en esa misma mesa. Lo primero es una falta de respeto. Lo segundo es falso. Zabaleta jugó de lateral todo el año.

CABALLERO. La Selección Argentina no tiene recambio, hace tiempoq eu su proyecto de juveniles naufragó y recién ahora está intentando generar otro. Willy Caballero tiene 36 años, es un futbolista sin futuro en el equipo y con la sola misión de salir del paso. No funcionó. La lista podria seguir con Ansaldi, convocado como gran novedad y tiene 32. Maxi Meza, sin ser tan veterano,tampoco es un chico. Hay que trabajar duro para que los jugadores de la franja de entre 18 y 25 años tengan chance de formarse como jugadores de Selección.

Otro estigmatizado y crucificado es el Pocho Lavezzi, que también tiene 33 años. “Juega en China”, dicen y descalifican. Brasil tiene dos titulares en esa liga, en la que Carlos Tevez –si, Carlitos, el que llegaron a pedir para la Selección a comienzos del 2018– no hizo pie y tuvo que volverse. En su temporada 2017/18, Lavezzi metió 26 goles en 38 partidos. No es una liga de las mejores, eso está claro, pero los jugadores no juegan peor, siguen teniendo las mismas condiciones. ¿O acaso creen que jugar en el PSG y hacerle 8 goles al Lorient es mejor que la liga china? Lavezzi se pasó la vida en la Selección, ha viajado mucho para no jugar y jamás hizo un problema. Y cuando le tocó ser titular o entrar desde el banco –por ejemplo, final del Mundial 2014, Copa América 2016– lo hizo con gran categoría. El nivel de Pocho, en este tiempo, es incluso mejor que el de Di Maria. Pero Di Maria está y Lavezzi no. Entre muchas miserias que tiene el argentino, está la de estigmatizar, la de señalar con el dedo. Zabaleta y Lavezzi son dos de los jugadores peor tratados por el público. A nadie –ni siquiera a Sampaoli y esto si es grave– le importó cómo estaban jugando y cuál podria ser su aporte al equipo.

No se trata aqui de discutir la lista de 23. Es muy tarde para eso. Simplemente se trata de correrle el velo a una cuestión más profunda. Entiendo que las necesidades perentorias del partido contra Nigeria nos nublen la mirada y nos distraigan de situaciones mas serias que si Biglia si o Di Maria no. Si quieren, podemos discutirlo, pero estaremos en la superficie y no nos enteraremos de lo que realmente le está pasando en el futbol de selecciones argentinas. Continuar en el Mundial, si ocurre, no puede distraer del foco principal, que es la reconstrucción de las estructuras de juveniles que Grondona y Bilardo decidieron terminar hace ya diez años.

TEAM MASCHERANO. Dia previo al partido con Nigeria. Mascherano y Sampaoli conversan y debaten sobre la formación y el plan de juego del dia siguiente. Esta imagen –tomada por el servicio de fotografia y filmacion oficial de la AFA– generó las lecturas mas variadas. Las reuniones y consultas del entrenador y sus referentes son mas comunes de lo que se conoce. Los odiadores de Mascherano y de los triple finalistas –de criterios muy pobres y acotados– nunca verán otra cosa que la intromisión del futbolista en la tarea del DT.

Hablar de esto a 24 horas de un partido decisivo y con la gente pensando en si se juega 442 o 433 o 4312 o 4231, si juega Banega o Enzo Perez o Biglia, si Messi volverá a ser Messi, si Mascherano irá a la próxima conferencia feliz o triste,  parece ridículo, y tal vez lo sea. Estamos con la soga al cuello, aunque es posible –muy posible– que ocurra algún argentinismo de esos que nos salvan cuando no lo merecemos o cuando las cosas están pendiendo de un hilo y pasemos a Octavos de Final. Sigo pensando que tenemos buenos jugadores, algunos muy buenos y al mejor del mundo y que de esa combinación, quizá salga algo mas o menos digno. Sampaoli sigue pareciéndome un entrenador valioso, pero lo superó el compromiso. La Selección Argentina, con sus principales jugadores bloqueados por tres finales perdidas, necesitaba soluciones extremas y rápidas porque el tiempo no sobraba y no pruebas constantes de sistemas, tácticas y estrategias. Esta parte –que sirve y que es parte del trabajo de un entrenador– era para después de Rusia, ya despojados de la urgencia del Mundial, con cierto margen para preparar la Eliminatoria para Qatar 2022 y pensando en la Copa América 2019 como un escenario de prueba para que jugadores nuevos vayan teniendo partidos de Selección. Es decir, sin el Mundial en lo inmediato (privilegio del que Sampaoli nunca pudo disfrutar), las aguas hubiesen estado mas calmas, la Selección podría jugar algunos amistosos de esos que le sirven al entrenador y a los futbolistas y que no cuentan con un interés masivo. Y sin el aliento en la nuca, es probable que el entrenador y los jugadores puedan trabajar en paz.

Este Mundial hay que sacárselo de encima de la forma más digna posible. Obviamente, en el “sacárselo de encima” está incluida una potencial vuelta olímpica el 15 de julio, que hoy parece quedar a años luz. Pero hay que pensar en un futuro mejor y ese futuro mejor está más allá del estresante partido con Nigeria.

 

 

 

 

2 comentarios

  1. Miguel angel

    Te doy la derecha chavo! Lastimosamente vivimos en un mundo liderado por el que dirán de las redes sociales, que en la actualidad se convirtió en un arma de doble filo, nos preocupamos por la miseria de lo que le pasa al otro o deja de pasarle, o dándole like a algo que para nosotros puede ser una fantasía sin darnos cuenta de nuestra realidad como nación, Martino dijo hace poco:” la selección es el reflejo de cómo está el pais”, coincido totalmente, que la selección necesita un cambio es verdad , que la afa necesita un cambio es verdad, que el pais necesita un cambio es verdad, dejemos en paz a estos jugadores que nos devolvieron las ganas de prender la Tv sin importar la hora para gritar vamos argentina y sentirnos identificados con ellos o con el(Messi), saldremos de esto como siempre lo hemos hecho, por que esa camiseta ese escudo esas dos estrellas al final de ese túnel es la luz que nos hará brillar mañana . El sol no se tapa con un dedo, tenemos que cambiar .

  2. Carlos Palma

    Te felicito Chavo por el artículo, muy claro en tu análisis de renovación y recambio, si se dejo de trabajar en eso amén del genio Messi no creo les vaya a alcanzar. Soy un peruano convencido que el plan maestro a 10-15 años funciona y debe ser política de las Federaciones. Soy Bostero y argentinofilo (en ese orden) desde la cuna pero no estoy tan convencido que sea bueno Argentina pase ya que considero con esos angelitos de la AFA sería esconder la mierda debajo de la alfombra por un tiempo más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *