CADA VEZ PEOR

SIN RUMBO. La cara de Edgardo Bauza y la de su ayudante Di Leo como complemento lo dicen todo. El equipo no da señales de identidad. Seguramente, tuvieron alguna idea para este partido con Paraguay, pero no salió nada y el sistema no acudió en ayuda de las individualidades por la sencilla razón de que el equipo argentino no lo tiene al menos hasta ahora.

SIN RUMBO. La cara de Edgardo Bauza y la de su ayudante Di Leo como complemento lo dicen todo. El equipo no da señales de identidad. Seguramente, tuvieron alguna idea para este partido con Paraguay, pero no salió nada y el sistema no acudió en ayuda de las individualidades por la sencilla razón de que el equipo argentino no lo tiene al menos hasta ahora.

Hace 5 años exactamente, la Selección Argentina, entonces dirigida por el recién hoy valorado Alejandro Sabella, perdía 0-1 con Venezuela en Puerto La Cruz. Como anoche, el equipo jugó muy mal. Lo atacaron poco y le hicieron un gol de cabeza después de un córner. Un mes mas tarde, el 11 de noviembre de 2011, el cuadro albiceleste tendría su revancha, ahora con Bolivia en un semivacío e incrédulo Monumental. Nada podría estar peor: un error fatal de Martín Demichelis le dio la gran oportunidad que el boliviano – brasileño Marcelo Moreno Martins anda buscando. Después, el Pocho Lavezzi hizo un golazo y empató, pero recuerdo en aquel tiempo un tremendismo similar al de ahora. Ante Venezuela y Bolivia, con diferencia de un mes, Argentina había logrado 1 punto sobre 6.

Cuatro dias mas tarde, hubo que ir al infierno de Barranquilla a ver al último equipo de Colombia de Leonel Alvarez. Sabella armó un equipo sin Demichelis, el malo de esta película estresante y cíclica. Jugó Nico Burdisso. El primer tiempo, por un gol de Mascherano en contra, nos fuimos al descanso 0-1. Burdisso se rompió los cruzados y a todos nos entró la duda: “¿Va a poner a Demichelis otra vez?”. No, Sabella lo protegió. Entró el Chavo Desábato. Obviamente, Sabella tuvo (y todavía tiene, aunque varios no lo dicen públicamente) muchos detractores, como militante de la escuela de Estudiantes de La Plata. José Sosa era discutido justamente por esta condición, la de jugador de Estudiantes. Llegó el segundo tiempo. Argentina volvió a la cancha con el hoy irrespetado Kun Agüero y, además, con Sosa corrido de derecha a izquierda. Argentina mejoró y ganó 2-1. En una visión retrospectiva, muchos vemos en este partido y en este momento, el gran golpe de timón de Alejandro Sabella que terminó en la final del Maracaná el 13 de julio de 2014.

CRÉDITO LOCAL. Paulo Dybala fue pedido por el público cordobés desde el calentamiento previo. Bauza no se dejó influir por ese grito, pero Dybala forma tándem con Higuaín en su club, con muy buenos resultados. Repetirlo en el equipo nacional, tal vez, hubiese sido una buena decisión.

CRÉDITO LOCAL. Paulo Dybala fue pedido por el público cordobés desde el calentamiento previo. Bauza no se dejó influir por ese grito, pero Dybala forma tándem con Higuaín en su club, con muy buenos resultados. Repetirlo en el equipo nacional, tal vez, hubiese sido una buena decisión.

Al Patón Bauza todavía no le llegó su “partido con Colombia”. A él le toca cambiar la historia en Belo Horizonte ante Brasil. Pero ahora, el actual entrenador nacional, en esta comparación con el ciclo de Sabella, está en la situación incomodísima que se produjo en el post empate con Bolivia. Acaso, con el desarrollo incontenible de las redes sociales, ahora el rechazo por el entrenador y algunos futbolistas tenga una mayor repercusión. Umberto Eco dice que “Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel”. Tipos valiosos como el propio Bauza, el Kun Agüero, Higuaín, Di María y alguno más están pasando uno de los peores momentos de sus vidas por una catarata de insultos, descalificaciones, desconocimientos, ignorancias y brutalidades que, como bien decía Eco, estos sujetos solo contaban ante pocos en reuniones de amigos.

La desventaja que se le ve a este Bauza con respecto a aquel Sabella es –al menos en superficie– la falta de un rumbo claro. No sabemos a donde va Bauza, qué equipo pretende, cuáles son sus premisas básicas. Esto no está totalmente vinculado con la presencia o no de Messi. Está conectado con la famosa idea de juego. Messi entra en todas, está afuera de cualquier discusión. Ahora, hay que plantearse qué quiere hacer Bauza (se repite aquí que cualquier idea bien realizada es válida) y después llenar los casilleros con los jugadores cuyas características respondan a esa idea madre. Da la impresión de que, hasta ahora, Bauza puso el carro delante del caballo. Primero convocó a los jugadores y después armó el equipo con lo que tenía. Hizo lo que se hace en un club. En un cuadro de club uno no dispone de un menú tan amplio como en una Selección, aunque esto se compensa con el famoso “tiempo de trabajo”. En el club, el DT tiene al futbolista todos los días. Guardiola puede machacar sobre Agüero todos los días a cada minuto sobre lo que pretende de él en el Manchester City. Bauza no.

NI EL TIRO DEL FINAL. El Kun Agüero ya estaba designado para ejecutar los penales, pese a no ser su mejor virtud. Justo Villar, en cambio, tiene varios penales atajados en su larga carrera. Las dos cosas se unieron en el mismo instante: Agüero ejecutó mal y Villar intuyó bien. En este instante, el partido pudo haber cambiado. Pero, como contrapartida, nos dio un pantalla inmediato de como serían las cosas.

NI EL TIRO DEL FINAL. El Kun Agüero ya estaba designado para ejecutar los penales, pese a no ser su mejor virtud. Justo Villar, en cambio, tiene varios penales atajados en su larga carrera. Las dos cosas se unieron en el mismo instante: Agüero ejecutó mal y Villar intuyó bien. En este segundo, el partido pudo haber cambiado. Pero, como contrapartida, nos dio un pantalla inmediato de como serían las cosas.

Esto no es excusa. Por el contrario, después de estos dos partidos es condenatorio para el DT nacional. Si Agüero es considerado por el mejor entrenador del mundo –al menos, una enorme mayoría cree que Guardiola es le mejor del mundo– como una referencia de área y está día y noche taladrándolo con esa idea, ¿por qué aquí no se aprovecha este nuevo status del Kun? ¿Por qué si Guardiola, que lo tiene todos los días, lo usa de 9, aquí juega “detrás del 9″? ¿Para que jueguen juntos con Higuaín? Error. Si Bauza considera que Higuaín está mejor, que el Kun vaya al banco, como sucedió muchas veces, incluso en la Copa América del Centenario, en la que Argentina perdió la final por penales. Pero para qué complacer a Agüero e Higuaín al mismo tiempo si un cuadro de fútbol no se trata de eso. El ladero de Higuaín en la Juventus es Dybala y la lógica seria que el lugar que ocupó Agüero, lo ocupara Dybala. Entendiendo lo de la falta de cotidianeidad del DT con los jugadores, las cosas deben ser mas simples. Bauza debe haber visto cómo conviven exitosamente Dybala e Higuaín. ¿Cuál sería la deshonra de ponerlo frente a una pantalla y decirles “yo quiero que acá hagan esto mismo”?  ¿Cuál sería el problema de tomarse un avión a Turín, cenar con Massimiliano Allegri y preguntarle como hace para que esa dupla haga todos los goles que hace? Hasta ahora, esta idea de Bauza de poner al Kun donde debería jugar Dybala logró que la sociedad futbolera argentina mas el periodismo mas rancio y amarillo culpara al Kun de todos sus problemas y sus frustraciones y eleve la figura de Dybala –que apenas jugó (y mal) dos partidos y medio en el cuadro celeste y blanco– a niveles exagerados. Ojalá Agüero fuera el culpable de todos los males del fútbol argentino. En ese caso, no se lo convoca más y listo. Argentina, sin el Kun, ganará todos los partidos de aquí a la eternidad.

Pero no es así. Agüero y todos sus compañeros sin excepción, son víctimas de la falta de una línea definida. Nadie sabe a dónde apunta el entrenador. Con Martino había diferencias, tenia roces con los futbolistas, había adoptado al jefe de prensa de la Selección como su secretario privado y vivía escondido y con miedo vaya uno a saber a qué, pero todos sabíamos qué quería. Quería la posesión de la pelota permanente, la presencia constante en campo rival. A veces salía bien y a veces era un fulbito sin arcos, pero la idea la conocíamos todos. Ahora no. Bauza no dice o no dice claramente al menos, a qué va a jugar el equipo.  Por qué los centrales son Demichelis y Musacchio y no otros, tampoco. Esto no cuestiona la formación. Todos los futbolistas convocados, sin excepción, merecen la convocatoria, aún Di María, cuyo nivel está muy lejos de la bestia que le hizo ganar la 10º Champions al Real Madrid. El problema es la falta de una idea clara. Seguramente, Bauza debe tenerla. Es lo que uno se imagina porque es un entrenador con una gran trayectoria y un palmarés muy importante.

57fe5da736b5e

POR EL SUELO. Angel Di Maria fue golpeado por un rival y quedó tendido. Su fútbol y sus mejores tiempos son, en estas horas, un gran recuerdo pero lejano. “Tampoco estoy jugando bien en el PSG”, dijo Fideo. Habra que ver si Bauza sigue insistiendo con su titularidad.

Hasta ahora, lo único que se vio es el desguace del proyecto anterior. Sin ser una maravilla, Martino había torcido el rumbo del ciclo Sabella aprovechando lo mejor de su antecesor. Bauza rompió todo lo anterior sin tener asegurado un mínimo piso de rendimiento para salir del paso en estos compromisos con Perú y Paraguay. Es real que el empate en Lima y, sobre todo, la derrota en Córdoba con el equipo guaraní nos ponen de frente a una realidad complicada. Pero si los resultados hubiesen sido otros –ambos partidos pudieron haber sido victoria, pese a todo– también nos hubiesen puesto ante esta encrucijada.

La diferencia entre aquel momento del 2011 y este, es que a las cartas de Sabella se le veía la punta. A las de Bauza no. Y es un problema mas grande que si está o no Messi. La idea de juego tiene que estar clara, cualquiera que esta sea. Sin idea de juego ni identidad, no habrá nadie que nos salve.

Ni siquiera Messi.

 

3 comentarios

  1. Santiago Mejia

    Ausente la idea de juego en la selección de lo unico que nos agarramos para ir al mundial es Messi y yo me hago la pregunta y si la renuncia de Messi hubiese sido definitiva? Sin idea y sin Messi el titulo de la pelicula es Argentina no va al mundial, entonces yo creo que todos los sectores del futbol debemos empezar a prenguntarnos y el dia que Messi se retire que? y esos mismos sectores sobretodo dirigentes deben empezar desde ya un proyecto en selecciones y en el futbol argentino que nos permita saber con certeza que camino va a tomar nuestra seleccion es que no se puede pasar de sabella a martino y de martino a bauza porqué aunque pongan a los mismos jugadores tienen un sentir de futbol distinto y al final esos cambios bruscos son los que no terminan de darle una identidad a la seleccion entonces por eso para mi es importante definir a que vamos a jugar los proximos veinte años y por parte del periodismo dejar debates inservibles como este que esta de moda que Aguero, di maria y el pipa Higuain estan en la seleccion por ser amigos de Messi.

  2. Juan

    Chavo, te felicito por el análisis. Uds. los periodistas, están para criticar. Pero esa crítica sirve, si se la hace despojada de mediocridad y demagogia. Esa pavada generalizada de que los jugadores no quieren jugar, que no tienen hambre, me tiene harto. Desde el rendimiento hay mil cosas para señalar. Podemos hablar de mal funcionamiento del equipo, de varios jugadores, pero basa de pensar que son todos burros. Ojalá Bauza pueda dar un golpe de timón. En lo particular, sufro por esta generación de jugadores. Me hace mal que se los critique desde la mala leche.

  3. José Luis mina

    A propósito, quiero felicitarte por lo que dijiste en 90 minutos sobre que se puede hacer tranquilamente el programa sin los jugadores. Por fin!!!!! Dije, te cuento algo, y no solo me pasa a mi sino a más gente de la que imaginas, y es esto, cuando en el programa ponen a un jugador para entrevistar generalmente cambiamos de canal, ¿por que? Muy simple, porque los jugadores declarando son “los Reyes de la obviedad”, no hay una frase inteligente, salvo honrosísimas excepciones. A mi, y muchos otros lo que nos interesa escuchar es el análisis y la opinión de los PANELISTAS, y no las frases remanidas y demagógicas de los jugadores….”vamo a dejá la vida” “vamo a jugå a muerte” y tantos etcéteras más. Gracias Chavo por interpretar y manifestar nuestro pensamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>