MESSI NECESITA TIEMPO

VACANTE. Según informó el Barcelona, Lío Messi terminó el partido contra Villarreal con sobrecarga muscular y no estará  en el Partido por La Paz ni el miércoles ante Alemania.

VACANTE. Según informó el Barcelona, Lío Messi terminó el partido contra Villarreal con sobrecarga muscular y no estará en el Partido por La Paz ni el miércoles ante Alemania.

No es la mejor noticia para nadie. Ni para los organizadores, que esperaban a nuestro 10 con los brazos abiertos, ni para los hinchas alemanes, que llenarán el Espirit Arena ni para nosotros, avezados periodistas argentinos instalados en Dusseldorf: Leonel Messi no jugará contra Alemania “por una sobrecarga muscular”, según informó el Departamento Médico del Barcelona.

A partir de esa novedad, se tejieron todo tipo de especulaciones. La principal, fue que Messi no está con ganas de jugar en la Selección por las críticas que recibió en los partidos finales del Mundial. Y que estaría pensando seriamente en prolongar su ausencia hasta tanto vuelva aquel fuego que supo encender Sabella.

Sin embargo, esto no tiene sentido. Sobre todo, si uno escucha al Tata Martino (como me sucedió en off ayer, en una larga fila de personas que ingresábamos a este país) hablar de sus conversaciones con Messi. “Esta enganchado con el equipo. Hasta pensamos en la Copa América, que es el primer objetivo grande que tenemos por delante”. En esa conversación, quedo claro que el entrenador cuenta con Messi para todo. Martino no llegó a Dusseldorf aún porque asistió al Partido de La Paz, aunque seguramente ya debe estar al tanto de la ausencia de Messi. Es más, ayer, cuando  el avión  de Lufthansa que lo dejó en el Aeropuerto de Frankfurt apoyó sus ruedas en tierra, Martino sospechaba que esto podía pasar porque tenía la casi certeza de que Leo no participaría del “Partido del Papa”.

Alguien deslizó aquí, en esta mañana lluviosa y fría de Dusseldorf, que el fallecimiento de Julio Grondona afectó de tal modo a Messi que él aún no concibe el “Mundo Selección” sin Don Julio y que está ausencia tendría que ver con eso.

Aquí hay algo cierto: la relación Grondona – Messi era muy fraterna, muy cercana. El fallecido presidente de la AFA tenía adoración por Lío, más allá de cualquier cuestión profesional. Y el pibe notaba y retribuía ese afecto. A tal punto era así, que en la ultma decisión de su vida, Grondona eligió a Martino com DT de la Selección aún contra sus gustos y/o deseos y/o enojos porque sabe de la estrecha relación que el ex DT de Newell’s forjó con Leo (y Mascherano) en su etapa catalana. Grondona –personalista como el que más– dio prioridad al gusto y/o deseo de Messi antes que al suyo y ordenó las conversaciones con Martino. Al otro día de esto, murió en el Sanatorio Mitre.

Messi sabe esto y, también, sabido es que construyó una estrecha relación con Sabella y que cualquier cambio, de entrada, le resulta cuanto menos extraño. Todo esto junto tal vez tenga inquieto al mejor jugador del mundo. Seguramente, volverá a ponerse la camiseta argentina y el brazalete de capitán para tratar de llevarla a lo más alto. Hay que dejarlo en paz.

Solo es cuestión de tiempo.

TIEMPO. Es lo que necesita Lío para adaptarse a tantos cambios. Se fue Sabella y murió Grondona, dos personas que le daban toda la seguridad y el afecto que él necesita para que todo funcione a su alrededor como necesita que funcione.  Lío jamás dejará la Selección.

TIEMPO. Es lo que necesita Lío para adaptarse a tantos cambios. Se fue Sabella y murió Grondona, dos personas que le daban toda la seguridad y el afecto que él necesita para que todo funcione a su alrededor como necesita que funcione. Leo jamás dejará la Selección.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>