EL EQUIPO ABANDONÓ A MASCHERANO

BIGLIA. En el Mundial, el equipo encontró equilibrio en el tándem que armó con Mascherano. Llegó el momento de repetir la fórmula.

BIGLIA. En el Mundial, el equipo encontró equilibrio en el tándem que armó con Mascherano. Llegó el momento de repetir la fórmula.

Al momento de escribir esta nota, falta un dia y medio para estar cara a cara con Uruguay y todavía no sabemos como va a formar Argentina ni cuál es el resultado de las cavilaciones del Tata Martino. El DT nacional no fue a la práctica de ayer a la mañana en el complejo La Alpina –lugar de esparcimiento de los trabajadores de una fábrica de muebles, con canchas acondicionadas por la AFA– porque decidió quedarse junto a los futbolistas que jugaron los 90 minutos contra Paraguay. Resultó extraño que el técnico no estuviera con los jugadores “suplentes” o los que entraron desde el banco. Se supone que esos movimientos sirven “para ver cómo están”, según dicen siempre los entrenadores.

El entrenamiento en La Alpina consistió en algunos movimientos muy livianos, peloteo a Guzmán y Andújar y “fútbol a dos toques” en un espacio muy reducido. En este contexto, resulta cuanto menos raro que se destaque que “Tévez hizo tres goles”. No fue el único que hizo esa cantidad y el entrenamiento no era un partido, sino un ejercicio de “control y pase”, como bien explican entrenadores y preparadores físicos.

Al margen de esto, hay una tarea complicada –al menos hasta ahora, Martino dará una conferencia de prensa a las 17.30– de saber si el DT hará cambios y, si los hace, cuáles serán. Es difícil establecer quiénes tienen que salir y, mucho más, quiénes tienen que entrar. El cambio de Zabaleta por Roncaglia parece cantado. Los padecimientos del lateral del Genoa en el segundo tiempo lo expusieron demasiado y no es un jugador que tenga las espaldas de Mascherano para bancar –o que le banquen– una mala noche. Además, Zabaleta es uno de los más conspicuos integrantes de la Selección Sub Campeona del Mundo y eso tiene un valor agregado que pesa mucho a la hora de las decisiones.

De ahí en más, nada está claro. El entrenamiento de ayer, por sus características, no entregó una sola pista. Por la tarde, hubo una conferencia de prensa en el Serena Suit, búnker del cuadro argentino, a la que asistieron Romero y Roncaglia. Hubo declaraciones de rigor, muestras de optimismo, pero no mucho más que eso. El rumor más fuerte que surgió de charlas en off es que Lucas Biglia ocupará un lugar entre los once. Si bien es lógico que esto ocurra, el gran interrogante es quién será el reemplazado. ¿Saldrá Banega? ¿Saldrá Pastore? No parece Martino dispuesto a arriar sus banderas tan pronto. Acaso un resultado negativo contra los uruguayos lo lleve a pensar en un corte grueso, pero ese es el peor escenario y es el que cualquiera pondría al final de la fila. Si nos dejamos llevar por lo que cierta prensa llama “convicciones”, debería salir Banega. Pero si nos basamos únicamente por rendimientos individuales y pensamos en el estupendo primer tiempo que hizo el volante del Sevilla, el reemplazado debería ser Javier Pastore. El lujoso futbolista de París Saint Germain apareció con cuentagotas en el segundo tiempo, pero no lo suficiente como para ofrecer una actuación convincente. Lo que ayuda a Pastore es que es uno de los jugadores por los que Martino tiene más alta consideración.

CAMBIOS. Es el momento del ingreso de Tevez por Pastore e Higuain por Agüero. El volante del PSG salió en el momento menos indicado, pero ahora se piensa en él como una de las opciones para ser reemplazado por Biglia.

CAMBIOS. Es el momento del ingreso de Tevez por Pastore e Higuain por Agüero. El volante del PSG salió en el momento menos indicado, pero ahora se piensa en él como una de las opciones para ser reemplazado por Biglia.

El segundo tiempo expuso la peor cara del equipo, esto está muy dicho. Y lo peor tuvo que ver con que el medio no pudo contener a los entusiastas paraguayos que soñaron con un empate que, en el entretiempo, era una quimera. Y en ese tramo deslucido del cuadro de Martino, quien pagó la cuenta más abultada fue Mascherano. El agotamiento de Banega más la falta de contracción al retroceso de Pastore y un conjunto que no tiene un plan confiable cuando no controla el juego dejaron al jugador del Barcelona desprotegido y con sus costados absolutamente libres. Salimos del estadio La Portada diciendo “Mascherano jugó mal”, pero la realidad es que el equipo no lo ayudó, lo dejó abandonado a su suerte. Después del empate/derrota del sábado, llovieron las comparaciones Martino – Sabella, algunas de ellas injustas y descabelladas. Pero, en el juego propiamente dicho, hay una que vale la pena exponer. Cuando el equipo argentino empezó a hacer agua en el medio durante el Mundial, Sabella notó que Gago no estaba bien y que Mascherano necesitaba un madero confiable. Ahí apareció Biglia. Da la impresión de que Martino hará lo mismo. Si bien el volante de Lazio es un jugador de buen manejo, tiene su fuerte en la recuperación y maneja el manual del volante central como pocos en este plantel. El orden de Biglia puede ordenar al equipo y liberar a Mascherano de un esfuerzo grande y vano, en el que solo con su alma debió padecer la superioridad numérica de los rivales.

ZABALETA. El ingreso del lateral del Machester City por Roncaglia parece un cambio cantado. Tuvo algunos problemas físicos que parece haber superado.

ZABALETA. El ingreso del lateral del Machester City por Roncaglia parece un cambio cantado. Tuvo algunos problemas físicos que parece haber superado.

Este es el punto a corregir. El resto, es cuestión de trabajo  e inteligencia. Ir al golpe por golpe estando 2-0 arriba o poner forzadamente a Tévez (en el vestuario se contuvo mucho para no quejarse de la posición en la que la puso el DT) no le sirve a nadie. Desaprovechar al mejor Messi de la historia o al mejor Kun Agüero por malas lecturas de las necesidades del equipo sería un pecado mortal.

Y sólo se trata de que funcionen. Con el esquema que sea, pero con equilibrio, inteligencia y tranquilidad, tres ítems en los que Argentina tiene una enorme deuda en el ciclo del Tata Martino.

1 comentario

  1. César Otega

    Me alegré cuando el Tata fue contratado porFC Barcelona . Lo que pasó después me dejo pensando que tal ves no es para equipo grande, y Argentina es grande a nivel de selecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>