“EN RIVER NO SE JUEGA CON EL NOMBRE”

MUÑECO. Marcelo Gallardo en su salsa. La sonrisa de siempre y el afecto de sus jugadores. Una copa mas ganada por su River. En la charla, arranca solemne y termina siendo genuino y distendido. Cuida cada palabra porque sabe del valor de cada palabra. Mano a mano imperdible con el técnico de River.

Marcelo Gallardo fue un talentoso futbolista, dueño de un pie y una visión de juego poco comunes. Era capaz de analizar el juego con una mirada profunda y filosa como el bisturí de un cirujano en el reportaje que el periodista de campo hace apenas termina el partido y que suele ser un rosario de obviedades.

Alguien en el Uruguay vio esto y lo convirtió en entrenador de Nacional en cuando su carrera de jugador terminó. Y ahí empezó otra vida, que transitó por camino imaginables y en plazos no tan previsibles. En dos años, Gallardo se convirtió en uno de los mejores entrenadores de la Argentina –si no el mejor– y en un referente para la nueva camada de técnicos. Es obsesivo, frontal, detallista. Capaz de preguntarle a Leonardo Pisculichi por qué le había gustado más la plata que la gloria (pasó seis años entre Qatar y China) y no dar el visto bueno para su contratación hasta no escuchar las palabras “River” y “gloria” en la misma oración. O descartar a Ariel Rojas porque ya le había dicho que quería irse y no aceptarle la vuelta atrás. Las convicciones de Gallardo son firmes. Está convencido de lo que quiere y, aunque trata de quitarle importancia, sabe cada paso que se viene y lo que le espera en esta gran carrera que empezó.

Charlar con el DT de River siempre es un desafío profesional. Aquí está un mano a mano imperdible.

“La Copa Sudamericana tiene que servir como estimulo para llegar bien al Mundial de Clubes”

“Tenemos la esperanza de llegar hasta el final de la Copa Sudamericana. Esto hace que lleguemos a Japón con menos tiempo del aconsejable. Pero los calendarios son así y hay que adaptarse”

“Reconozco en Passarella a un entrenador que me marcó. Y a Sabella también. Cuando tenia 15 años y jugaba en octava, me llevaron a entrenarme con la Primera. Fue una buena época, en la que Daniel nos dio la chance de jugar a muchos jóvenes”

“No pienso en equipos en los que yo jugué pàra armar mis equipos. Quiero armar equipos que me identifiquen, en los que esté clara mi manera de pensar y de sentir. Cuando veo que un equipo juega como lo hizo River en su momento o como lo intenta ahora, me siento identificado plenamente. Si esto no pasara, no me sentiria bien”

“River es un equipo creado a partir de una mentalidad muy fuerte. Me acuerdo que antes de ir a Belo Horizonte (habíamos perdido en la ida 0-1 en el Monumental) había una sensación positiva. Sentíamos que íbamos a seguir en la Copa, a pesar de que era muy difícil y había que ir a un escenario históricamente terrible para River. Sin embargo, después de que perdimos, empezó a generarse una buena energía que se trasladó a la gente. Era el aniversario del club y la tribuna Centenario se había llenado. Salimos desde el estadio con el micro y la gente estaba feliz. Fue decisivo para jugar ese partido. Ese 3-0 fue uno de los mejores partidos que jugamos”.

“Hubo situaciones que nos marcaron que el año iba a ser complicado. Tuvimos la derrota 0-5 con Boca y eso, por mas que sea en un amistoso, repercute en el ánimo. Mantuve a los mismos jugadores para la Recopa con San Lorenzo porque los conozco y sabia que ese resultado había sido un accidente. Por suerte, tuvimos esa copa bien pegada al amistoso con Boca”.

“Trato de no saltar etapas. Si me preguntabas hace un año cuál era mi aspiración como entrenador, era estar donde estoy. Estoy muy feliz acá. Más allá de que uno siempre piensa en el futuro, mi cabeza está acá. No me preocupa ahora cuáles serán mis siguientes pasos porque no estoy desesperado por tomarlos”.

“Me voy preparando para algunos episodios que se que van a ocurrir en el futuro porque se a dónde quiero ir. Pero mi cabeza está acá por completo”.

“Me gusta el dia a día y la adrenalina de entrenar es única. Entrenar a la Selección debe ser maravilloso, pero la carrera no se acaba ahí. Uno puede ir de un equipo a la Selección y volver al día a día”.

“Uno de mis objetivos es dirigir en Europa, pero ahora es tiempo de capacitarme. Recién llevo dos años de carrera. Me preparo viendo futbol, me gusta ver cómo se manejan otros entrenadores. De los técnicos de la actualidad, el que me llena es Arsene Wenger. Destaco que, a pesar de que hace mucho que está, insiste con su idea de juego y no lo evalúan por ganar o perder. Hay tipos que dejan algo valioso y eso es lo que importa”.

“Es importante ganar. Los títulos te respaldan, no hay que ser hipócrita. Sobre todo, esto es así en un país como el nuestro, en donde servís si ganás y si no, no. ¿Qué queda para los demás, entonces? Hay quienes le dedican muchas horas a esto, que lo hacen con pasión y vocación y, sin embargo, no ganan. A veces, esta profesión es bastante injusta. Esos tipos siguen peleando y peleando. Lo mas importante es dejar algo, que el día de mañana te reconozcan por lo que dejaste, no solamente por lo que ganaste”.

548abf7e1af3d_800x597

“No me generaba temor llegar a River a reemplazar a un Ramón Díaz campeón. Reconozco a Ramón como un referente en la historia de River por sus logros, pero no me generaba temor esa situación. Si no hubiese estado preparado para llegar a River, capaz que hubiese sentido temor, pero estuve dos años preparándome para esto”.

“En Nacional me pasó lo mismo que en River: llegué a reemplazar a un ídolo y campeón como  Juan Ramón Carrasco. Guardo mucho afecto por Nacional. Por la forma en que vinieron a buscarme, por el recibimiento que me dieron. Llegué a Montevideo y la comisión directiva completa del club se reunió conmigo en el aeropuerto. El presidente  me dijo ‘ojalá que nos des muchas alegrías a los hinchas de Nacional dentro del campo, pero si no es así, que seas ejemplo para las divisiones formativas'”.

4d6aebb90c10f

“Apenas arranqué en Nacional, me rompí el tendón rotuliano y quedé fuera del equipo. Yo permanecí en Uruguay a hacer la recuperación. Cuando me lesioné, estaba tirado en la camilla y dije ‘chau, no juego más. Se acabó mi carrera’. Sin embargo, vino el doctor Carlos Suero, una eminencia en el Uruguay, me apoyó la mano en el pecho y me calmó: ‘quedate tranquilo. Yo te opero esta noche y te pongo de nuevo en la cancha. No tomes ninguna decisión apresurada’. Me quedé los 5 meses de recuperación en el Uruguay y volví a jugar. Iba al entrenamiento con las muletas, estaba con mis compañeros, iba a los partidos… Esto generó un fuerte vinculo”.

“Ya había hecho el curso de entrenador. Pensaba descansar, pero no me dieron tiempo. Cuando me propusieron dirigir a Nacional, lo primero que pensé fue en cómo cambiar el chip de compañero a entrenador de los muchachos. Pero era un plantel humanamente excelente. Si yo hubiese visto algo raro o que no me cerrara, no hubiera aceptado el cargo”.

250857

“Mi relación profesional con Francescoli como manager fue muy buena desde el primer día, sobre todo porque tomó la decisión de traerme absolutamente convencido. Está siempre en el día a día, pero yo trabajo con absoluta libertad, no se entromete. Confía a pleno en mí y en mi cuerpo técnico”.

“El mensaje es claro y los jugadores lo tienen claro. Por eso no hubo problemas cuando debutó Alario contra Guaraní, con Cavenaghi y Saviola sentados en el banco. Se lo ve como algo ilógico, pero no lo es. Reconozco que lidiar con los egos de los futbolistas no es nada fácil y menos aún cuando son muy representativos”.

“Cuando decís las cosas de frente y con respeto, no hay mucho para reprochar. Yo tomo decisiones mirando a los ojos al que sea. Después, si vos querés charlar sobre mi decisión, nos sentamos y lo conversamos. Mi oficina está siempre abierta”.

“Soy muy observador de las formas y los estados de ánimo. Si yo no te veo bien, lo más probable es que yo sea el que vaya a encararte y a hablarte de frente”.

“En River no se juega con el nombre. Si yo tuviera bien a Cavenaghi, jugaría Cavenaghi. No es una cuestión de capricho, sino de actualidad. Estaban muy bien Teo Gutiérrez y Mora, pero cuando Teo bajó el nivel, Cavenaghi tampoco estaba bien . Pero cuando Fernando empezó a hacer méritos, tuvo más minutos”.

“Cavenaghi fue un agradecido conmigo, no hizo ningún comentario parecido a lo que los periodistas dijeron que dijo. También dijeron que yo me iba a fin de año y que Francescoli renunciaría. Se habla mucho al pedo. Pero de Fernando jamás me escucharon decir nada”.

“Bertolo no está por una cuestión de rendimientos. No está bien, atraviesa un momento de confusión en su juego. Puede jugar por afuera como en Banfield, o por adentro, en el lugar que ocupaba Rojas, pero todavía no pudo hacerlo a pleno”.

“En 2016, tengo que armar un equipo nuevo. No voy a dar nombres porque no sería bueno, pero estamos empezando a hablar sobre el futuro”.

 

Producción periodística e imágenes: PATRICIO FUCKS.

 

 

3 comentarios

  1. nicolas

    Chavo, que placer leer una nota asi, donde lo importante es lo que dice el entrevistado, y el periodista no se esfuerza por hacerle ver al lector que sus preguntas son inteligentes!! Te felicito y gracias.

  2. Octavio

    Saludos-

    Gallardo es uno de los ‘pocos’ entrenadores ‘jóvenes’ q tiene una idea simple, justa y experimentada en la cancha, hasta ahora. No es fácil dirigir a un equipo como River, pero es aun mas complejo haber jugado allí y tener q demostrar como técnico. No porq fuiste jugador serás un técnico ‘super ganador’, de hecho son pocos.

    Solo un ejemplo…Maradona como jugador…LO MAXIMO! Como técnico, respondete tu… Johan Cruyff…LO MAXIMO! Como ambos, es mi humilde opinion.

    -Quotes Para Recordar:

    *Cada Desventaja tiene su Ventaja*
    *Futbol es Simple, pero es duro jugar Simple*
    *Tienes q tener tiro-patada, de otra manera no hagas GOL*

    Saludos-

    Octavio E-

    Coconut Creek, Florida-USA

  3. Javier

    Chavo, la verdad que una nota excelente. Da gusto escuchar hablar a Marcelo Gallardo. Conceptos muy claros, conocimiento, inteligencia, personalidad y muchísima capacidad. Aguante el más grande de Argentina y América, RIVER PLATE! Saludos.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>